Más de 26.000 personas firmaron, a pie de calle, contra el proyecto minero de Touro y O Pino

Más de 26.000 personas firmaron, a pie de calle, contra el proyecto minero de Touro y O Pino en Galicia

La Plataforma Vecinal Mina Touro – O Pino NO y la Plataforma en Defensa de la Ría de Arousa han registrado en la Xunta de Galicia las más de 26.000 firmas contrarias al proyecto de megamina de cobre recogidas en las diferentes campañas informativas realizadas a pie de calle en los últimos meses

El pasado mes de septiembre, las vecinas de Touro y O Pino decidían juntarse ante la falta de concreción y numerosos defectos del proyecto que se presentaba para instalar una megamina de cobre a cielo abierto en los municipios. En dos semanas, conseguían presentar en plazo más de 1.500 alegaciones contrarias que exigían el rechazo del proyecto a la Xunta de Galicia, que ofrecía “garantías” según Alfonso Rueda. Francisco Conde apelaba por aquel entonces a que sólo se permitiría la reactivación de la mina si el proyecto “es viable y tiene todas las garantías ambientales, urbanísticas y económicas”.

140 asociaciones, 33 municipios, 2 Diputaciones y decenas de miles de personas se manifestaron en Santiago de Compostela

Nueve meses más tarde, la plataforma dio a luz a un movimiento social masivo y con un grito unánime que articula un trabajo que abarca todas las vías posibles con un claro mensaje: no a la mina. Charlas informativas, un documental que recorre Galicia, apoyo de más de 140 asociaciones, rechazo de 33 municipios hasta el momento, dos diputaciones (A Coruña y Pontevedra) y una multitudinaria manifestación en la que decenas de miles de personas recorrieron Santiago de Compostela en defensa del medio ambiente y de sectores económicos como la ganadería, el turismo y la pesca que se verían gravemente afectados.

El gobierno gallego no ha sido capaz de modificar su discurso en nueve meses, mientras que el clamor social no dejaba de crecer

Nueve meses en los que la lucha contra el proyecto minero no se permitió un día de descanso. Ni tan siquiera para dejar de exigir al gobierno autonómico la publicación de los informes sectoriales encargados sobre el proyecto y que han sido publicados recientemente dando un duro golpe a Cobre San Rafael. Mientras que el Servicio de Montes de Medio Rural recuerda que una explotación minera no está contemplada en la actual cualificación urbanística del terreno, Medio Ambiente advierte de la falta de “fiabilidad”, Sanidad alerta de que no hay “evaluación de posibles impactos acumulativos” y el IGME critica que las estimaciones económicas sean “confusas”, la posición del gobierno continúa inmutable: la aprobación depende de “que se cumplan todas las garantías urbanísticas, medioambientales y técnicas”, según declaraba Francisco Conde el pasado junio a una pregunta de la diputada Montse Prado, en un momento en el que ya debería conocer el contenido de los informes encargados por su consellería. El gobierno gallego no ha sido capaz de modificar o adaptar su discurso en nueve meses, lo que ha propiciado que el clamor social no haya dejado de crecer.

Esta mañana, las plataformas Mina Touro – O Pino NO y en Defensa de la Ría de Arousa volvían al registro general de la Xunta de Galicia para darle entrada a 26.112 firmas recogidas en los últimos meses a pie de calle en los numerosos actos, charlas informativas y proyecciones del documental “La amenaza del cobre” que se organizaron para darle visibilidad al movimiento e informar a la ciudadanía sobre la gravedad del proyecto. Es la confirmación del éxito de un movimiento social transversal que ha conseguido movilizar y concienciar a la población.

Total incompatibilidad de la actividad minera con la agricultura y ganadería” Margarita Prieto (SLG)

Las vecinas y vecinos de Touro y O Pino volvieron a estar arropados esta mañana por el Sindicato Labrego Galego y la red Contraminacción. Para Margarida Prieto (SLG) los informes de Medio Rural, especialmente el de la Dirección Xeral de Saúde Animal, expresan “la total incompatibilidad de la actividad minera con la de las granjas que viven de la agricultura y la ganadería en la zona”. No está de más añadir que, segundo el estudio realizado por el propio sindicato, en las parroquias afectadas por el proyecto en Touro y O Pino hay unas “200 granjas que mantienen 5.000 cabezas de ganado y 160 puestos de trabajo directos y permanentes”; frente a los “empleos temporales de la mina que desenvolverán una actividad insostenible, depredadora e incompatible con los sectores económicos agroganaderos afincados en la zona” en palabras de la Coordinadora de la lucha contra la minería del SLG. Guadalupe Rodríguez (Contraminacción) criticó “que la Xunta de Galicia y Núñez Feijoó no se hayan pronunciado en absoluto sobre la movilización social masiva que en Touro ni sobre los informes sectoriales sobre el proyecto”.

Las muestras de solidaridad “nos dan fuerzas para seguir defendiendo nuestra vida en Loxo” Jesús Ares (vecino de Arinteiro)

Ante la atenta mirada de la Plataforma en Defensa da Ría de Arousa, ContraMINAcción, Sindicato Labrego Galego y demás asociaciones presentes, las vecinas y vecinos de Arinteiro (Loxo, Touro) que una vez más volvieron a encabezar la protesta. Un emocionado Jesús Ares agradeció la ola de solidaridad que están viviendo y que llega desde toda Galicia y España asegurando que “nos da fuerzas para seguir defendiendo nuestras casas, nuestros trabajos y nuestra vida en Loxo”.

Estamos dispuestos a utilizar todos los medios y medidas que la ley nos ofrezca para parar este nefasto proyecto” Isabel García, plataforma vecinal

Isabel García, de la Plataforma Vecinal Mina Touro – O Pino NO, cerró el acto de registro de firmas indicando que se está solicitando la “resolución negativa inmediata del proyecto a la vista de los informes sectoriales ya conocidos” y aseguró que, de no producirse, “seguiremos desacreditando y comprometiendo la viabilidad y legalidad del proyecto, sumando apoyos y acudiendo a plenos de nuevos municipios y al nuevo equipo del Gobierno español”. Para sentenciar que “estamos dispuestos a utilizar todos los medios y medidas que la ley nos ofrezca para parar este nefasto proyecto”.

Campaña en CHANGE.ORG

En el acto se ha aprovechado también para dar a conocer una nueva campaña de recogida de firmas contrarias al proyecto, de esta vez de forma online y a través de la plataforma CHANGE.ORG a fin de dar cabida a “las numerosas solicitudes que nos han llegado de gente que por trabajo o disposición, no han podido acercarse a ninguna de las mesas informativas pero querían mostrar su rechazo al proyecto” según indicó Isabel García.

La Plataforma Vecinal Mina Touro – O Pino NO y la Plataforma en Defensa de la Ría de Arousa han registrado en la Xunta de Galicia las más de 26.000 firmas contrarias al proyecto de megamina de cobre recogidas en las diferentes campañas informativas realizadas a pie de calle en los últimos meses

El pasado mes de septiembre, las vecinas de Touro y O Pino decidían juntarse ante la falta de concreción y numerosos defectos del proyecto que se presentaba para instalar una megamina de cobre a cielo abierto en los municipios. En dos semanas, conseguían presentar en plazo más de 1.500 alegaciones contrarias que exigían el rechazo del proyecto a la Xunta de Galicia, que ofrecía “garantías” según Alfonso Rueda. Francisco Conde apelaba por aquel entonces a que sólo se permitiría la reactivación de la mina si el proyecto “es viable y tiene todas las garantías ambientales, urbanísticas y económicas”.

140 asociaciones, 33 municipios, 2 Diputaciones y decenas de miles de personas se manifestaron en Santiago de Compostela

Nueve meses más tarde, la plataforma dio a luz a un movimiento social masivo y con un grito unánime que articula un trabajo que abarca todas las vías posibles con un claro mensaje: no a la mina. Charlas informativas, un documental que recorre Galicia, apoyo de más de 140 asociaciones, rechazo de 33 municipios hasta el momento, dos diputaciones (A Coruña y Pontevedra) y una multitudinaria manifestación en la que decenas de miles de personas recorrieron Santiago de Compostela en defensa del medio ambiente y de sectores económicos como la ganadería, el turismo y la pesca que se verían gravemente afectados.

El gobierno gallego no ha sido capaz de modificar su discurso en nueve meses, mientras que el clamor social no dejaba de crecer

Nueve meses en los que la lucha contra el proyecto minero no se permitió un día de descanso. Ni tan siquiera para dejar de exigir al gobierno autonómico la publicación de los informes sectoriales encargados sobre el proyecto y que han sido publicados recientemente dando un duro golpe a Cobre San Rafael. Mientras que el Servicio de Montes de Medio Rural recuerda que una explotación minera no está contemplada en la actual cualificación urbanística del terreno, Medio Ambiente advierte de la falta de “fiabilidad”, Sanidad alerta de que no hay “evaluación de posibles impactos acumulativos” y el IGME critica que las estimaciones económicas sean “confusas”, la posición del gobierno continúa inmutable: la aprobación depende de “que se cumplan todas las garantías urbanísticas, medioambientales y técnicas”, según declaraba Francisco Conde el pasado junio a una pregunta de la diputada Montse Prado, en un momento en el que ya debería conocer el contenido de los informes encargados por su consellería. El gobierno gallego no ha sido capaz de modificar o adaptar su discurso en nueve meses, lo que ha propiciado que el clamor social no haya dejado de crecer.

Esta mañana, las plataformas Mina Touro – O Pino NO y en Defensa de la Ría de Arousa volvían al registro general de la Xunta de Galicia para darle entrada a 26.112 firmas recogidas en los últimos meses a pie de calle en los numerosos actos, charlas informativas y proyecciones del documental “La amenaza del cobre” que se organizaron para darle visibilidad al movimiento e informar a la ciudadanía sobre la gravedad del proyecto. Es la confirmación del éxito de un movimiento social transversal que ha conseguido movilizar y concienciar a la población.

Total incompatibilidad de la actividad minera con la agricultura y ganadería” Margarita Prieto (SLG)

Las vecinas y vecinos de Touro y O Pino volvieron a estar arropados esta mañana por el Sindicato Labrego Galego y la red Contraminacción. Para Margarida Prieto (SLG) los informes de Medio Rural, especialmente el de la Dirección Xeral de Saúde Animal, expresan “la total incompatibilidad de la actividad minera con la de las granjas que viven de la agricultura y la ganadería en la zona”. No está de más añadir que, segundo el estudio realizado por el propio sindicato, en las parroquias afectadas por el proyecto en Touro y O Pino hay unas “200 granjas que mantienen 5.000 cabezas de ganado y 160 puestos de trabajo directos y permanentes”; frente a los “empleos temporales de la mina que desenvolverán una actividad insostenible, depredadora e incompatible con los sectores económicos agroganaderos afincados en la zona” en palabras de la Coordinadora de la lucha contra la minería del SLG. Guadalupe Rodríguez (Contraminacción) criticó “que la Xunta de Galicia y Núñez Feijoó no se hayan pronunciado en absoluto sobre la movilización social masiva que en Touro ni sobre los informes sectoriales sobre el proyecto”.

Las muestras de solidaridad “nos dan fuerzas para seguir defendiendo nuestra vida en Loxo” Jesús Ares (vecino de Arinteiro)

Ante la atenta mirada de la Plataforma en Defensa da Ría de Arousa, Contraminacción, Sindicato Labrego Galego y demás asociaciones presentes, las vecinas y vecinos de Arinteiro (Loxo, Touro) que una vez más volvieron a encabezar la protesta. Un emocionado Jesús Ares agradeció la ola de solidaridad que están viviendo y que llega desde toda Galicia y España asegurando que “nos da fuerzas para seguir defendiendo nuestras casas, nuestros trabajos y nuestra vida en Loxo”.

Estamos dispuestos a utilizar todos los medios y medidas que la ley nos ofrezca para parar este nefasto proyecto” Isabel García, plataforma vecinal

Isabel García, de la Plataforma Vecinal Mina Touro – O Pino NO, cerró el acto de registro de firmas indicando que se está solicitando la “resolución negativa inmediata del proyecto a la vista de los informes sectoriales ya conocidos” y aseguró que, de no producirse, “seguiremos desacreditando y comprometiendo la viabilidad y legalidad del proyecto, sumando apoyos y acudiendo a plenos de nuevos municipios y al nuevo equipo del Gobierno español”. Para sentenciar que “estamos dispuestos a utilizar todos los medios y medidas que la ley nos ofrezca para parar este nefasto proyecto”.

Campaña en CHANGE.ORG

En el acto se ha aprovechado también para dar a conocer una nueva campaña de recogida de firmas contrarias al proyecto, de esta vez de forma online y a través de la plataforma CHANGE.ORG a fin de dar cabida a “las numerosas solicitudes que nos han llegado de gente que por trabajo o disposición, no han podido acercarse a ninguna de las mesas informativas pero querían mostrar su rechazo al proyecto” según indicó Isabel García.

Start a Conversation. Share Words of Solidarity.

This website is about building a movement. We can only build a movement when we connect with one another. We invite you to do just that…

Your email address will not be published. Required fields are marked *